top of page

Flan casero

Actualizado: 11 may 2021

Un postre clásico, simple y riquísimo.


Típico en Argentina, infaltable en los menúes de restaurantes y bodegones.


Un clásico postre casero y familiar, todos tenemos en casa los pocos ingredientes necesarios para realizarlo (huevos, leche y azúcar) o por qué no, una caja con dos sobres de preparado mágico: uno para el flan, otro para el caramelo. Aunque, en realidad, lo único que tiene de originalmente argentino el flan, ¡es el dulce de leche que lo acompaña siempre en nuestras mesas! Pero entonces, ¿de donde viene este manjar, tan popular en nuestra tierra?

Sabemos que a Argentina, y en general a toda latinoamérica, llegó con la conquista española. Sin embargo, su origen se lo contienden varios países europeos: es uno de los postres más antiguos de Occidente.


Parece que el flan nació como un alimento salado para acompañar otros platos. Ya en los manuscritos del romano Marco Gavío Apicio, que vivió en el Imperio durante el siglo I y considerado el primer gran gastrónomo de la historia, encontramos la primera descripción del "tyropatina": una preparación a base de huevos, leche, miel y pimienta.

El "tyropatina" también es mencionado en la obra del poeta latino Venancio Fortunato (obispo de Poitiers, Francia, y santo de la Iglesia católica), que vivió en el siglo VI y fue autor de himnos litúrgicos. Pero su origen, se cree, se remonta a una época anterior a la era cristiana.

Durante la Alta Edad Media en Europa se hacía una mezcla de leche, huevos y otros ingredientes llamada “flado”, que en latín medieval significa “torta plana”. Se lo realizaba en versiones dulce y saladas. Fueron los árabes, expertos en el uso de azúcar para crear pasteles, turrones, jarabes y natillas, los que dieron entidad al postre tal como lo conocemos hoy. Ellos fueron los primeros en cubrir la fuente con una fina capa de azúcar a fin de lograr el caramelo.

Así, en Francia y España, la variante dulce del "flado" comenzó a servirse como postre, invertido, con una salsa de caramelo, con el nombre de "flan" en la península ibérica y "crème renversée au caramel" en Francia.


En Italia ha mantenido el nombre de origen francès “crème caramel” en su versión dulce ya que con el nombre “flan” se refieren a preparaciones saladas.

En estos casos, las recetas son a base de huevo, salsa blanca, verduras y/o pescado. Se caracterizan no solo por la particular consistencia, sino también por la cocción a baño María.

Aquí, como en Argentina, también es común encontrarlo en restaurantes, pero lamentablemente ¡sin dulce de leche! Si no tenes ganas de cocinar también se consigue en supermercados en caja (para preparar) o en monoporciones listas para consumir.


Ingredientes


1 litro de leche

200g de azúcar

10 huevos

esencia de vainilla


azúcar para el caramelo


Preparación


Calentar la leche hasta que, casi, rompa el hervor; esto ayudara a que nuestro flan se cocine más rápido.

Mezclar en un recipiente el azúcar con los huevos. Si preferís podés usar la batidora, pero no es necesario batir demasiado; es preferible usar una velocidad baja, pues batimos solo el tiempo necesario a unir bien huevos y azúcar. Agregamos la esencia de vainilla y luego la leche caliente.

Mientras, preparamos el caramelo disolviendo el azúcar necesario para cubrir los bordes y el fonde del recipiente que hayas elegido para el flan (o los moldes individuales). Acordate que el o los recipientes que hayas elegido deben ser aptos para horno. ¡Y atención con el caramelo caliente!

El flan se cocina a baño María. Por ello, necesitarás otro recipiente más grande, que contenga el que usarás para hacer el flan (el que preparaste con caramelo). En él, colocamos el molde acarmelado, y lo llenamos con el preparado de leche y huevos. Luego, llenamos con agua hirviendo el recipiente grande. El agua la colocamos hirviendo, para que nuestro flan se cocine super rápido. Con mucho cuidado llevamos los dos recipientes al horno precalentado, y cocinamos a una temperatura de 220° unos 25 min. El tiempo de cocción dependerá mucho de la temperatura de la leche y del agua del baño María. Para saber cuando está listo, controlamos con un escarbadientes que haya tomado la consistencia necesaria. Dejar entibiar y enfríar en la heladera unas horas antes de desmoldar.


Si querés acompañar el flan con dulce de leche, podés consultar este post para saber donde conseguirlo en Italia.




0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Locro

Pionono

Comments


bottom of page