top of page

El dulce de leche

Actualizado: 27 jul 2023

“Más argentino que el dulce de leche”, lo dice todo.

Mitos, leyendas, historia y, por supuesto, dónde conseguir este manjar decididamente nuestro.

Empecemos rompiendo un tabú: el dulce de leche no es un invento argentino. Y aunque le hayamos puesto fecha de nacimiento (el 11 de octubre de 1829), historiadores de varias latitudes hablan de la existencia de esta delicia en otras geografías y con anterioridad a esa fecha. Pero en ninguno de esos lugares su uso se ha hecho tan representativo y tradicional como en Argentina. Sí, porque, definitivamente, el dulce de leche es MUY nuestro. Aunque no haya nacido en tierra patria, no hay nada más argentino que él. Como Gardel. O Cortázar.


Un poco de historia

A pesar de que son muchos los países que se autodenominan la “cuna” del dulce de leche, el origen de éste es incierto. Ampliamente popular en Sudamérica, cada nación del nuevo continente donde se lo consume tiene su versión de la historia. La nuestra, narra lo que hoy sabemos es sólo una leyenda: en 1829, durante el Pacto de Cañuelas firmado entre el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas, y el general Juan Lavalle, la cocinera de Rosas se habría distraído dejando la leche en el fuego. De este modo, habría dado lugar al primer dulce de leche. Pero en realidad, ya en 1814 había cartas solicitándolo desde Buenos Aires a Córdoba, según relata Daniel Balmaceda en su libro “La comida en la historia argentina”.

Como no podía ser de otra manera, también los europeos cuentan con una explicación según la cual el dulce de leche nació en Francia; pero esta hipótesis ha sido tan refutada como cualquiera de las otras.

Y, para completar el cuadro, en los últimos años se hizo conocida una teoría según la cual el dulce de leche sería oriundo del sudeste asiático. Sí, ¡“del otro lado del planeta”! Según estas fuentes, originariamente el dulce de leche se comía y se preparaba en Indonesia, desde donde fue llevado a las Islas Filipinas mientras estaban bajo dominio español. Así, los navegantes filipinos del Pacífico lo exportaron a América, sobre todo a la zona de Acapulco (México) desde donde se expandió a todo el continente.

No podremos saber con certeza dónde nació, pero desde 1998, cada 11 de octubre celebramos el "Día Mundial del Dulce de Leche", para rendir tributo al manjar que, junto a las empanadas y el asado, fue reconocido como "Patrimonio Cultural Alimentario y Gastronómico de la Argentina".


El dulce de leche y algunos famosos

Borges, declarado y reconocido fan del dulce de leche, lo incluía en la lista de “excelencias argentinas”, junto con “el choclo, algunos tangos y milongas, el poncho de vicuña y el pejerrey”, entre otras cosas. Y pensaba que, por placer, sería mejor emborracharse con dulce de leche en lugar de con alcohol.

También aseguran que, en conversaciones con Bioy Casares, decía que “uno no puede casarse con alguien que no sabe lo que es un poncho o lo que es el dulce de leche” (¡Tendría que haberlo escuchado!)

En el 2017, cuando Angela Merkel visitó al Papa Francisco, le llevó de regalo 3 frascos de dulce de leche “San Ignacio”.

En octubre de 2019, Aaron Paul, actor norteamericano y figura de la serie Breaking Bad, como parte de la promoción de la película El camino (basada en esa misma serie), publicó un video en la cuenta de Twiter de Netflix en la que se lo ve cocinando (y degustando) panqueques con dulce de leche entre banderines de Argentina. Si querés verlo, este es el link: https://www.youtube.com/watch?v=kn3821FsV78

En diciembre del 2020, Ciro Poppella, famoso “pasticciere” del Rione Sanità di Napoli, dedicó una versión de sus típicas y famosas masitas, el Fiocco di neve, a Diego Maradona. El Fiocco di neve es una especie de “bomba” rellena, en este caso, con una crema de ricotta y nuestro dulce de leche.

Dulce de leche en Italia

Con los años y el avance de la globalización, es cada vez más fácil conseguir muchos de nuestros productos típicos. El dulce de leche, por suerte, no es una excepción a esto.

En Italia, se encuentran una amplia variedad de nuestro preciado manjar.

De acuerdo con el origen del producto, se consiguen:

  • Llegados directamente de Argentina (como San Ignacio o Havanna) o de Uruguay (como Los Nietitos)

  • Alguna marca argentina pero de fabricación en Europa (como Chimbote, hecho en Francia, o Conaprole hecho en España )

  • Marcas europeas, nacidas en estas tierras (como Mr Tango o Mardel, hechos en España. Este últimos se comercializa con varias etiquetas , por ejemplo Andino o Conaprole)

  • También algunos hechos aquí en Italia, como el dulce de leche Botija (realizado según la tradición uruguaya) o Delixia (producido por una familia italiana, que transcurrió 30 años en Argentina), además de Mouccarella. Este último, uno de los más antiguos en el mercado italiano, está hecho con leche condensada, está presente en muchos supermercados, y mantiene un precio prácticamente invariado desde hace 20 años: € 2,99 el frasco de 340 gr. No es de los más ricos para comer con cucharita, pero una muy buena opción para rellenar tortas o alfajores o preparar postres.


Respecto al tipo de dulce de leche, el más fácil de conseguir y el más común, es el tradicional. Pero algunas marcas, se consiguen además en la versión repostero, también llamado pastelero o alfajorero.

Y aunque no son exactamente dulce de leche, en los últimos años han aparecido muchos “topping” o “salsas” con sabor dulce de leche.

¿Dónde lo consigo?

Si hablamos del dulce de leche tradicional, tenemos varias alternativas.

En el norte, lo más cómodo e inmediato, son los grandes ipermercados de cadenas como Esselunga, Carrefour, Iper, Pam, Despar, Coop, Conad o Famila. Aunque el dulce de leche no es un producto que esté siempre disponible, muchas veces se consigue alguna marca a la venta. En los Esselunga (los grandes), los Iper( por ejemplo Milano Portello o Rozzano), desde hace años es un producto siempre en stock el Mouccarella (o también con etiqueta Mou) elaborado por Paranà Alimentare. Es el único que se encuentra en la góndola de los dulces y mermeladas, junto a la italianísima Nutella. Este mismo productor también comercializa el dulce de leche con etiqueta Fiorentini Alimentari en venta en algunos negocios. Si te interesan más detalles de este dulce, te dejamos el link a su sitio http://www.mouccarella.it/

Otras marcas, normalmente las exhiben en el expositor de productos étnicos: Chimbote, San Ignacio, Havanna, entre otros.

Por ejemplo, en el Carrefour y en algunos superstores Conad (como en la zona de Venezia y Lecco), se puede conseguir un dulce de leche etiquetado “Dulce de leche tradicional” realizado en la fábrica de Delixia. y comercializado por Plaza Latina. Si querés conocer más detalles de esta empresa, este es el link https://www.dulcedeleche.it/index.php/it/

Tanto Moucarella como Delixia, ofrecen otros tipos de dulce de leche y formatos. Por ejemplo, saborizados (con café, cacao, sal, entre otras) o para uso profesional (para heladería o pastelería).

Otra opción, son los negocios llamados “étnicos”, pues comercializan productos de varios países. En estos comercios, se encuentran productos latinoamericanos, chinos, indios, etc. y las marcas de dulce de leche varían mucho.

Una alternativa adicional, donde podés conseguir dulce de leche (entre otras cosas) son los comercios especializados en productos internacionales. Uno de los más conocidos de este tipo, en Milán, es Surgelati del Mondo en Corso XXII Marzo. Allí conseguís dulce de leche de diversas marcas.

Un negocio que no entra en ninguna de las categorías anteriores, pero vale la pena mencionar, es ODS Store: una cadena de venta de productos de gastronomía en general, con una gran variedad de golosinas, artículos de confitería y dulces en particular. Cuenta con con más de 50 locales, ubicados principalmente en el norte de Italia (Milán, Verona, Padova, Torino, entre otras) además de Roma. Aquí podés conseguir dulce de leche de varias marcas. Y si no querés moverte de tu casa, podés comprarlo online, a través de su sitio oficial https://shop.odstore.it/

Si en cambio lo que te interesa es el dulce de leche repostero (o alfajorero), la historia es diferente. Prácticamente inexistente en estos pagos cuando llegué (hace 20 años), ha sido en los últimos tiempos que se ha hecho más fácil encontrarlo. Pero no en los locales comerciales (nunca lo hallé en un supermercado, por ejemplo), aunque últimamente en algunos de los negocios étnicos encontramos la versión alfajorera de Delixia con otra marca. Seguramente lo podés comprar en tiendas de venta online. Uno de los que se encuentra comúnmente navegando en internet, es el dulce de leche Mardel, que comercializa dos versiones diferentes: pastelero (o repostero; a la venta en confecciones de 450 gr, 900 gr o 7 kg) y alfajorero (de consistencia levemente más blanda que el pastelero; a la venta sólo en confección de 7 kg). Si querés saber más de este dulce de leche, aquí está el link al sitio de la empresa que lo produce http://www.dulcedelechemardel.com/es/

Una alternativa al Mardel, puede ser el dulce de leche Delixia. Esta marca ofrece tres versiones en la línea “professional”: alfajorero, pasticcere (pastelero) y gelatiere (heladero). Para más detalles de estos productos, consultá la página https://www.dulcedeleche.it/index.php/it/acquista/professional


Por último, es siempre posible conseguir dulce de leche, tanto tradicional como repostero, en tiendas online. Como las opciones son muchas, te invitamos a consultar nuestro post dedicado a “Dónde conseguir productos argentinos en Italia”.

Si ya te mareamos con tantas indicaciones y querés probar a hacer dulce de leche casero, no te pierdas nuestra receta.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Locro

Comments


bottom of page