top of page

Trenza rellena

Además de rica, escenográfica. La treccia farcita es una receta rústica y simple, con una presentación original: con forma de trenza. Es versátil, pues en la elección del relleno no hay límites: ¡lo que te guste! Para una picada “elegante”, una entrada distinta o como plato único acompañado de verduras.

La trenza rellena es una receta cuya masa base es similar a la del pan brioche, un tipo de preparación de origen francés, usada ya en el medioevo. Por la “neutralidad” de su sabor, es utilizada tanto para recetas saladas como dulces.

En la versión que te propongo, uso un fiambre típico del norte de Italia, también difuso en Austria y Alemania, tradicional en toda la histórica zona geográfica del Tirol: el speck. Es un jamón crudo y ahumado, que se degusta con pan o focaccia, con polenta, en crostini, o como condimento de la pasta. Por su gusto intenso, resulta ideal para combinarlo con un queso sabroso como el Asiago, y aceitunas verdes. Juntos, al interno del pan de masa suave que proponemos, reúnen todo el sabor de una picada en un solo mordisco.

Pero a la hora de elegir el relleno, lo que manda es el gusto: algún fiambre (jamón ahumado, cocido o crudo; salame, mortadela, bondiola, etc), un queso sabroso, y aceitunas o tomatitos secos. Para una opción vegetariana, podés probar pesto, nueces y queso, o verduras a la plancha, como zucchini, morrones o berenjenas condimentadas con un poco de aceite, ajo y orégano. También semillas, para una versión más saludable. Como ves ¡hay espacio para mostrar tu fantasía!


Ingredientes:

Para 10 personas, o una asadera de dimensiones aproximadas de 33 cm x 40 cm


Para el relleno:

100 gr de speck (o de fiambre a elección)

200 gr de queso Asiago fresco (o cualquier queso gustoso, como un port salut, un queso de campo, etc)

150 gr de aceitunas verdes descarozadas


Para la masa:

500 gr de harina tipo “0”

280 ml de leche

25 gr de levadura fresca

50 ml de aceite de oliva

10 gr de sal fina

5 gr de azúcar


Procedimiento:

Cortar en daditos el fiambre elegido, el queso y las aceitunas en tres o cuatro pedazos cada una. Reservar.

Entibiar la leche y disolver en ella la levadura.

En un contenedor amplio colocar la harina, agregar el aceite, la sal, el azúcar y finalmente la leche con la levadura. Mezclar bien todos los ingredientes, trabajando la masa hasta lograr una pasta mórbida, levemente pegajosa, pero que se despega con facilidad de las manos (bastan poquísimos minutos). Cubrir con film y dejar reposar aproximadamente 1 hora y media, hasta que el volumen de la masa se haya, al menos, duplicado.

Colocar la masa sobre una superficie lisa y estirarla con la ayuda del palo de amasar, dándole la forma de un rectángulo de 40 cm por 50 cm. Dividir longitudinalmente el rectángulo en tres partes, obteniendo tres tiras de ancho similar. En una de ellas colocar el queso, distribuyéndolo longitudinalmente y en la parte central de la tira, dejando un par de centímetros libres en las extremidades superior e inferior (esto es necesario, para facilitar el posterior trenzado). Repetir esta operación colocando el fiambre en una de las tiras restantes, y las aceitunas en la última de ellas.

Una vez posicionados los ingredientes, preparar un pocillo de café con agua bien fría. Tomar una a una cada tira, y mojar levemente con el agua los bordes externos y las puntas; cerrarlos presionando para que la masa adhiera bien.

Tomar las tiras por las extremidades superiores, humedecerlas nuevamente con agua, y colocarlas una encima de la otra. Presionar para que se unan bien, y comenzar el trenzado. Al llegar al final, volver a humedecer los extremos y encimarlos.

Forrar con papel manteca una asadera y transferir la trenza, colocándola diagonalmente (si fuera necesario). Dejar reposar por una media hora más, cubierta con un repasador.

Hornear a 220° por 25/30 minutos. Una vez lista, dejar entibiar antes de consumir.


Algunos tips:

Para facilitar el traspaso de la trenza de la superficie de trabajo a la asadera, puede estirarse la masa directamente sobre el papel manteca.

Es posible realizar la trenza dándole forma circular. Para ello, basta estirar la masa obteniendo tiras levemente mas largas (60 cm aproximadamente), armar la trenza, unir los extremos de la misma (para darle forma) y utilizar una asadera redonda de diámetro 28 cm.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Locro

Pionono

Comments


bottom of page