top of page

Pastafrola

Actualizado: 29 jun 2021

Hoy hacemos pastafrola, siempre presente en esas tardes de domingo en familia, acompañando un rico mate o un té. Y muchas veces también, luego de un sabroso asado de campo, como opción al postre, sobretodo si no hay heladera a disposición.


La pastafrola es una torta muy difundida en Argentina; es simple, genuina y casi exclusivamente, rellena de dulce de membrillo (aunque en alguna rara ocasión pueda gustarse con dulce de leche).


En realidad, la pastafrola no es otra cosa que la “crostata”, un típico dulce italiano: una torta con una base de “pasta frolla” (el tipo de masa) cubierta con mermelada de frutas (de cualquier variedad), crema pastelera, ricota o Nutella.


Sí, la “frolla” en Italia no es otra cosa que la masa brisé, una preparación básica, usada para todo tipo de tartas y galletas. Aquí también la encontramos siempre en cumpleaños, como postre en restaurantes, en cualquier panadería y hasta en el supermercado. Eso sí... ¡nunca de dulce de membrillo! Las mas clásicas son con mermelada de damasco, de durazno o de ciruelas, seguidas de la versión con mermelada de frutos rojos o de arándanos. Todas ricas, pero ... yo la sigo prefiendo de membrillo.

Me he presentado muchas veces en un picnic, o en una reunión de padres de la escuela, con mi pastafrola de dulce de membrillo. Y siempre ha sucedido lo mismo: los italianos, encontrándola riquísima, preguntaban: “¿qué mermelada usaste?”. Y seguía la clásica : “¡adivinen!”. ¡Misión imposible!


Se sorprendían mucho al escuchar que la “crostata” era de “melacotogna”.

La melacotogna (el membrillo) y la cotognata (el dulce de membrillo, en la versión “duro” o “en pan”) son difíciles de conseguir en el norte de Italia, aunque no imposible.

Pero no es indispensable encontrar “el pan” de dulce de membrillo como estamos acostumbrados (si lo lográramos, tendríamos que derretirlo para poder desparramarlo en la torta). Una buena opción es comprar la “confetura di melacotogna” , presente en varios supermercados y ya lista para usar. Y si realmente la preferís bien criolla, se puede conseguir dulce de membrillo argentino online.




Ingredientes

60 g maizena

240 g de harina 00

1 cuch.ta de polvo de hornear

150 g de azúcar

4 yemas

150 g de manteca

350 g de dulce de membrillo


Preparación


En un bol mezclar los ingredientes secos. Agregar las yemas y la manteca previamente derretida .

Con una cuchara de madera integrar los ingredientes, pero sin trabajar demasiado la masa. Si es necesario, terminamos de unir con las manos.

Dividimos la masa resultante en dos bollos: 2/3 de masa que usaremos para forrar la base y 1/3 que usaremos para hacer las tiras. Con los 2/3 de la masa, estiramos la base directamente en un molde de 30 cm (previamente enmantecado y enharinado), hasta que quede de unos 5mm de espesor aproximadamente. Levantamos un poco los bordes, presionando suavemente con las yemas de los dedos.

Si usamos la mermelada: directamente colocamos una capa del dulce sobre la masa que previamente estiramos en el molde.

Si usamos dulce de membrillo en pan, antes de distribuirlo sobre la masa, es necesario derretirlo. Para ello, cortamos el dulce en cubos, lo colocamos en una cacerolita con muy poca agua y lo calentamos lentamente mientras lo vamos pisando con un tenedor, para ayudar a que se derrita. Cuando está listo, procedemos a colocarlo sobre la masa.

A continuación, estirar la masa restante y cortar tiras finas y largas, que acomodaremos sobre la masa formando el clásico enrejado.

Cocinar en horno a 180° por 30 minutos aproximadamente, hasta que se doren los bordes.

Retirar y dejar enfriar.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Locro

Pionono

Comments


bottom of page